Skip to content

Madurez Democrática

marzo 16, 2012

Estimados/as Lectores/as

Me propongo un ejercicio didáctico.  Ante el proceso electoral al que nuestra tierra se enfrenta, hacer una serie de reflexiones frente al mismo.

¿Qué hacemos en nuestra Andalucía donde el bipartidimos se ha establecido y enraizado de esta forma?.

Ni que decir tiene que como Andaluz miro con envidia a Vascos, Catalanes, Gallegos, Canarios, etc, que han sabido promocionar y afianzar por medio de un instrumento político su sentimiento nacionalista.

 Los que se piensen que seguidamente a estas palabras viene una perorata de enaltecimiento del separatismo, de la exclusividad regionalista y la discriminación positiva, siento defraudarles.

Por desgracia, ciertos sectores de nuestra sociedad se han encargado de asociar partido nacionalista a separatista, si bien, en algunos casos, tristemente ha sido cierto, no todos son iguales.  Hasta en Andalucía para eso somos especiales, como decía Blás Infante, la esencia de España es Andalucía, y no podemos separar algo de su esencia.

En Andalucía, el bipartidismo ha arraigado del tal forma que cuesta que sobresalga ese sentimiento. Es necesario que la sociedad andaluza alcance un nivel de madurez política que le permita desvincularse del bipartidimo en aquel territorio donde partidos, con mejor indentificación andaluza, pueda defender su tierra, al estilo de vascos y catalanes (¿piensan Ustedes que el apoyo de Convergencia y Unión a la reforma laboral, le va a salir gratis al estado’ ¿que no conllevará prevendas para Cataluña?.

La sociedad, debe darse cuenta que un partido político con mayor identidad geográfica, política, social, de identidad, que conoce mucho mejor la realidad cercana, puede defender mejor sus intereses, sin que ello coarte la libertad de individuo a aquellos ámbitos superiores optar por otros partidos que considere mejor instrumento para la defensa de sus derechos. Y siempre, en el arco ideológico con que mejor se identifique cada uno.

A la vista está los resultados comparativos entre vascos, catalanes y andaluces. Ni que decir en esta olvidada comarca de la costa.

Necesitamos un nivel democrático superior, necesitamos ser conscientes que en nuestro espacio más cercano, hay otras opciones mejores al bipartidismo. Necesitamos racionalizar nuestro voto, nuestro criterio y sin que por ello, se nos cree remordimientos ni complejos. 

El racionalismo acabo con 17 siglos de influencia divina en el devenir de la vida social de la humanidad, necesitamos un nuevo renacimiento político en Andalucía que haga cuestionarnos el bipartidismo y la toma de decisiones desde Madrid en lo que a lo andaluz se refiere.

La infidelidad al bipartidismo se empieza a dar en el ámbito municipal con cierta normalidad, pero es necesario el ámbito autonómico andaluz, sin que por ello suponga conflictos internos algunos. Es una consecuencia natural de nuestra madurez democrática.

Anuncios

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: